Si vendes tu auto… ¡Recuerda regularizar tu TAG!

nota_cn_1

Miles de automovilistas venden su auto cada año, pero muchos de ellos olvidan hacer un trámite que es fundamental y muy fácil: regularizar el TAG.

Es importante tener en cuenta que al realizar la compra-venta de un vehículo, el traspaso del TAG no se realiza de forma automática; se trata de dos trámites independientes que se deben hacer por separado.

Si estás comprando un auto, debes acercarte a un Centro de Atención de cualquier autopista para firmar un contrato de TAG para tu vehículo y así obtener el dispositivo a tu nombre. No te confíes si compras un auto con un TAG instalado y no has firmado contrato por ese TAG. Revisa aquí cómo puedes obtener tu TAG

Si estás vendiendo tu vehículo para reemplazarlo por otro, existe la posibilidad (sujeto a evaluación en cada caso) de asignar el TAG del vehículo antiguo al nuevo, firmando un anexo de contrato. (Esto debe ser hecho por el titular del contrato de TAG). En caso de que esto no sea posible, deberás firmar un nuevo contrato.

Si al vender el vehículo, no va a ser reemplazado por otro, es necesario dar de baja el contrato de TAG en la misma concesionaria en la que se obtuvo. Esto es absolutamente necesario ya que si esto no se hace al vender el auto, el usuario seguirá a cargo del pago por los tránsitos del vehículo. Es decir, va a asumir el pago de la cuenta, aún cuando el auto tenga un nuevo dueño. Siempre debes rescatar tu TAG del vehículo que vendiste.

El trámite para dar de baja el contrato del TAG es muy sencillo y basta con acercarse a alguno de los Centros de Atención de la concesionaria donde obtuviste tu TAG llevando el dispositivo TAG y la cédula de identidad, y en tan solo unos minutos habrá dado de baja el contrato, sin ningún costo. (Esto debe realizarlo el titular del contrato de TAG).

Para más información sobre el TAG puedes ingresar a la sección Preguntas Frecuentes de esta página web o llamar a nuestro call center.


Costanera Norte

La versión de Internet Explorer es muy antigua

Para poder navegar este sitio necesitas un navegador más moderno.

Puedes actualizar a la última versión de Internet Explorer.
O puedes descargar Google Chrome o Firefox de manera gratuita y segura.

» Actualizar Internet Explorer

» Descargar Google Chrome

» Descargar Firefox